Capítulo 6. Concentradores de Cableado

Un concentrador es un dispositivo que actúa como punto de conexión central entre los nodos que componen una red. Los equipos conectados al propio concentrador son miembros de un mismo segmento de red, y comparten el ancho de banda del concentrador para sus comunicaciones.

Los concentradores aparecieron como solución al problema de las redes que se conectaban a un único cable (redes en bus), ya que si este cable se deterioraba, la red dejaba de ser operativa. El concentrador hace de punto central de todas las conexiones, de manera que si un cable de conexión de un equipo a la red se estropea, el resto de la red puede seguir operativa. Un concentrador es el centro donde convergen las conexiones de todos los equipos.

Los concentradores pueden ser de dos tipos:

Su funcionamiento es muy sencillo, todos los equipos de la red se conectan a un núcleo central, el concentrador, mediante un cable. Cuando un equipo envía un mensaje, los datos llegan al concentrador y éste los regenera (si es un concentrador activo) y los retransmite a todos los puestos que estén conectados a cada uno de sus puertos.

Tabla 6-1. Concentradores de Cableado o Hubs

  

Figura 6-1. Hub OVS-Link

  

  

Figura 6-2. Hub D-Link

  

Los concentradores de cableado también se denominan HUB. Los hubs pueden a su vez conectarse entre sí, normalmente por medio de unos puertos especiales denominados in/out o uplink. Existen dos formas posibles de conexión: